Me gusta

sábado, 6 de julio de 2013

TOMAR EL SOL SIN DAÑAR LA PIEL




Ya llegó el verano, y aunque todos sabemos que es necesario proteger la piel para que el sol no nos dañe demasiado y poder disfrutar de un bronceado espectacular, no está demás recordar algunos consejos que faciliten que consigamos un tono dorado, más rápidamente y por mas tiempo.

BEBE AGUA

Si ya es parte de la sabiduría popular que es necesario beber dos litros de agua diarios, cuando tomamos el sol no solo es necesario, es absolutamente imprescindible sobrepasar esta cantidad. Lleva siempre una botellita de agua contigo cuando tomes el sol, e incluso pulverízate agua de vez en cuando, porque la piel se deshidrata rápidamente con el sol, volviéndose más delgada y frágil, y dando lugar a las quemaduras.

ALIMENTATE BIEN

Toma alimentos ricos en betocarotenos. Los betocarotenos son la llamada pre-vitamina A, y no solo nos protegen, sino que facilitan el bronceado. Tienen betacarotenos todas las frutas y verduras de color anaranjado, los pimientos rojos, y por encima de todo, las espinacas.

PROTEGE TU CABELLO

En la playa o en la piscina, nuestro cabello sufre como nunca, volviéndose seco y quebradizo. Utiliza una máscarilla para que se mantenga brillante y nutrido. No olvides que él también es parte de tu cuerpo.

En el siguiente video te doy estos y muchos otros consejos para que este verano disfrutes del sol sin dañarte y para que si te quemas, puedas mejorar el estado de tu piel lo más rápidamente posible.

Seguidores