Me gusta

lunes, 29 de febrero de 2016

BELLEZA NATURAL. EL SECRETO DE LAS MUJERES ASIATICAS.

En este mes que entra cumpliré 51 años. Realmente el tiempo pasa.. ¡y cómo pasa!
Cuando pasas de los cuarenta, la piel empieza a notar con más fuerza los efectos de la edad, se vuelve más delgada, se irrita con más facilidad y empieza a descolgarse. Y cada año que pasa es más rápido ese proceso. Además, la piel reacciona con más facilidad a los productos químicos, dando lugar a distintas alergias y erupciones.

Es por eso que yo hace unos diez años que no uso productos químicos para la piel. Apenas he usado en estos años uno o dos, de estos que te regalan o que te cuentan lo maravillosos que son...
Realmente no me merece la pena. Cuando empecé a interesarme por los productos naturales, descubrí que no es necesario usar elementos muy exóticos y extraños para mantener la piel en buen estado. La mayoría de las recetas populares nacieron en las cocinas de nuestras abuelas, y de sus abuelas, que también gustaban de cuidarse.
Esto lo saben bien las campesinas asiáticas. Por eso hoy te traigo estas dos recetas que se usan desde siempre en Japón.

Como regla general, creo que no hay que ponerse en la piel nada que no te pudieras comer a cucharadas. La piel absorbe todo lo que ponemos sobre ella y eso pasa al torrente sanguineo sin ningún filtro, y a veces no somos conscientes de ello. Por lo tanto, untarla a diario con productos químicos que no comeríamos es una contradicción. ¿Te has preguntado alguna vez qué son realmente los ingredientes de tus cremas?
Hoy paso a presentarte dos de mis productos favoritos de belleza. Son cosas que tenemos en la cocina. En el primer caso, se trata de un tónico facial apto para todo tipo de pieles. Está hecho a base de arroz, puedes usarlo a diario,  y es muy bueno para devolverle a la piel el aspecto uniforme que tenía años atrás. Puedes ver cómo se prepara aqui:

Además, cada quince días más o menos, puedes hacer una mascarilla buenísima que además de darte una profunda limpieza de tu piel, va a revitalizarla y reactivar el flujo sanguíneo, oxigenándola y nutriéndola. Puedes ver cómo se hace aquí:

Si te animas a hacer estos y otros productos de belleza completamente naturales, seguro que notas la diferencia en poco tiempo. Piénsalo. Tu piel es el órgano más grande de tu cuerpo. No lo alimentes con cualquier cosa.
 Si quieres ver más trabajos míos 
puedes hacerlo suscribiéndote a este blog, a mi canal de YouTube pinchando aquí, o siguiéndome en mi pagina de Facebook  pinchado aquí.

Seguidores